Buscar en este blog

¡Cuba cambia porque nosotros queremos!

martes, 29 de octubre de 2013
Por Aleida Godínez

Hoy es un domingo  atractivo en La Habana: el último de octubre. Con júbilo celebramos lo que parece ser la llegada de nuestro benévolo invierno. Las familias aprovechan el descanso semanal y se  reúnen para compartir alimentos donde no falta el imprescindible frijol negro, la yuca y la carne de cerdo. Luego degustar el famoso ron cubano y poner una mesa de dominó en la que los perdedores se niegan a abandonar su silla,  mientras los más pequeños reciben de vez en cuando uno que otro regaño por alguna travesura no aprobada por la abuela. 

Este mismo domingo, después de concluida la homilía en la iglesia de Santa Rita en Miramar a donde acuden los fieles a comulgar y estar en paz con Dios, también se sientan en sus bancos un grupo de simuladoras disfrazadas bajo el manto de la paz, vestidas con ropa blanca y gladiolo en mano, utilizando el símbolo más amado por cualquier fémina: una flor.

Por cosas de esta vida el  viernes pude ver  como uno de los sancionados en abril de 2003 a 18 años de privación de libertad por Delitos contra la Independencia Nacional y la Economía; de Cuba, cuyo único contacto con la prensa fue haber ejercido como editor  del Noticiero Nacional de Televisión cubana hasta 1991 en que se vinculó a los grupos pagados por Estados Unidos, sin haber pisado jamás una Universidad salía de la SINA,  papeles en manos y ordenes anotadas. 

Él y otros más con la misión de derrocar a la Revolución Cubana como  un tal  Ferrer, más conocido como “el esclavista” de Palmarito de Cauto, también el esposo de la ¿líder? de las marionetas de blanco prefirieron quedarse en Cuba: La razón muy sencilla: aquí serian millonarios haciendo lo que ellos llaman periodismo y acusándose los unos a los otros, desacreditándose y serruchándose el piso para llegar al sitio más alto del estrellato -por supuesto con importantes aumentos de salario-  mientras en Miami serian  fregadores de  autos o cuidarían ancianitos en un “home”.

Mientras las payasas blancas “pagadas con verdes” desfilan  por la habanera 5ta. Avenida en este momento con la más absoluta tranquilidad en un infructuoso intento de encontrar seguidores venidos del pueblo,  dos mercenarios de “bajo costo” decidieron la semana pasada recorrer  Coppelia,  la popular heladería habanera que engalana la más  asediada de las esquinas de esta ciudad  23 y L  en el mismísimo corazón del Vedado capitalino y perturbar la tranquilidad de los que por allí transitan en busca de ómnibus, helados y hasta citas amorosas.  

Desde aquí y ahora mismo puedo asegurar, porque el trabajo voluntario solo es práctica de la conciencia del  Socialismo,  que José Díaz Silva y Mario Hernández Leyva quienes mochila abultada al hombro  llamando a la sedición  fueron bien pagados por el gobierno de Estados Unidos a través de sus diplomáticos acreditados en la Sección de Intereses en La Habana, SINA,  y sus colaboradores al entregar contra la voluntad de los transeúntes un documento que se hace llamar “Campaña Por otra Cuba”. El documento en cuestión, absolutamente desactualizado data del 20 de junio del 2012. Con más de un año de haber sido entregado en la Oficina de Atención a la Población del parlamento cubano.

Les recuerdo a los que siguen abrazando el envejecido proyecto que todos los cubanos podemos entrar y salir libremente de Cuba, hasta los propios mercenarios incluidas dos de sus más desvergonzadas y mejor pagadas  acólitas Yoani Sánchez Cordero y Bertha Soler, y hasta el multisalvado por los médicos cubanos de sus bien pagadas huelgas de hambre Guillermo Fariñas y otros más cuyos nombres carecen de importancia. Todos viajan por el mundo  libremente  y  acuden solícitos a arrodillarse ante el Congreso Norteamericano a rogarles que mantengan el bloqueo contra Cuba, incluso hasta han tenido la desvergüenza de reunirse con el terrorista y connotado asesino Luis Posada Carriles, que el 6 de octubre hace 37  años, hizo volar en pleno vuelo un Avión de Cubana causando la muerte de 73 seres humanos y vive libremente en Miami. 

RCBaez_Una-cosa-es-con-guitarraCuál es la contradicción que existe entre la solicitud que hacen anónimamente por “el derecho a la libertad de reunión y asociación pacífica que reclaman, acaso ellos mismos no se reunieron para redactar el proyecto o ya venía escrito de la SINA; hay  algo oscuro en esta trama. Acaso no se ha enterado que en la casa de Yoani Sánchez además de funcionarios yanquis se reúnen sus alumnos para aprender a agredir a la Revolución a través de Internet a la que todos los cubanos tenemos acceso a pesar del férreo bloqueo de Estados Unidos contra Cuba. Que acaso Díaz Silva y Hernández Leyva no conocen o recuerdan- o quizás en esa fecha estuvieran sancionados por delitos comunes- que en Cuba vive una señora que es mantenida hace 19 años, desde 1994, por las Agencias norteamericanas y la propia CIA que se llama Martha Beatriz Roque, quien después de ser sancionada a 20 años de privación de libertad por cometer actos contra la Independencia y la integridad territorial del Estado, recibió libertad condicional por decisión humanitaria y a solo 3 meses de su libertad realizó un Congreso en la localidad de Rio Verde en el Municipio Boyeros a la que asistieron en pleno los diplomáticos yanquis acreditados en Cuba encabezados por su inepto Jefe, James Cason.

Remarco para que estos dos nuevos peones del imperio estén mejor informados que para celebrar dicha Asamblea de forma pública en su página web declaró haber recibido más de 80 mil dólares de organizaciones, incluida una de las más tenebrosas de Miami, Alpha 66,  sin contar lo que pasó por las manos de sus amigos de la CIA por vía de emisarios.

¿De qué libertad para reunirse nos hablan estas marionetas, acaso no se reúnen ellos mismos con sus mentores? Se reúnen funcionarios de la SINA y oficiales de la CIA bajo el amparo de funcionario en tránsito. No se han enterado estos individuos de los sitios recién Centros de Internet inaugurados a todo lo largo y ancho del país donde todos podemos acceder, obtener y diseminar información a través de la red de redes; entonces…hay algo que no encaja en esta nueva provocación: ¿Cómo si ellos piden este acceso, podría firmarse el documento en cuestión o enviar un correo electrónico con nombre y profesión? ¿Sera por lenguaje de señas, o  señales de humo? 

Si desean en realidad conocer nombre y profesión de quienes le apoyan, se me ocurre preguntarles ¿A quién debe apoyar alguno de los enterados pues el Comité Organizador y el sitio son anónimos? Vale trasmitirle a los lectores que después de revisarlo pude conocer, que como todo tipo de engendro pagado por la CIA, su servidor con Dirección IP: 76.74.254.120 está ubicado en San Antonio, TX, Estados Unidos de América y tiene un ridículo record de 27 visitas diarias- supongo que sean de ellos mismos a ver si prospera el negocio-.

Queremos cambiar a Cuba, modernizar su economía, buscar alternativas viables para todos y por el bien de todos, luchar por una sociedad socialista y sustentable.

A nadie debe caberle duda; en el 2002, más del 90 % de los cubanos en referéndum reafirmamos nuestra decisión de ser socialistas y ahora en 2012 diez años después,  se discutieron los Lineamientos de la Política Económica y Social de la Revolución,  en 163 mil asambleas públicas en la que cada participante expresó sus opiniones. De los  3 millones de intervenciones,  ninguna habló de  modificar el sistema socialista cubano. Al pueblo se les propusieron 291 lineamientos, se mantuvieron 94, se modificaron 197, se integraron 16 y se incorporaron 36 nuevos. Se aprobaron 313 lineamientos económicos en el Congreso del Partido y en el Parlamento cubano.

Y como seguramente –Díaz Silva y Hernández Leyva- baratos  mensajeros del imperio generalmente, no conocen como va progresando lentamente nuestra economía ni creo que conozcan su modo de expresión y mucho menos sepan ¿Qué es el PIB?: “el Producto Interno Bruto-,les puedo decir que es el valor monetario de todos los bienes y servicios  y contempla beneficios totales” (1) y aunque en Cuba los servicios profesionales ocupan el peso fundamental del PIB, casi a la par con el turismo y la exportación de níquel, productos biotecnológicos y farmacéuticos, también están contemplados los servicios de Salud, Educación, Deporte y Cultura.

Si en algo estamos de acuerdo los mensajeros de programas obsoletos y música legitimada por obscenidades y ofensas y quien redacta estas líneas es lo contenido en el párrafo que dice: “Como cubanos, hijos legítimos de esta tierra y parte esencial de nuestra nación sentimos un profundo pesar por la prolongada crisis que vivimos”. Tienen toda la razón y pienso que como ellos quieren debatir públicamente sus demandas, convoquen urgentemente a Yoani Sánchez Cordero y Bertha Soler (pueden indagar sus direcciones en la SINA) porque fueron al Congreso Norteamericano a rogarles a sus congresistas que arrecien el bloqueo contra Cuba, porque según ellas, “es allí donde se pide”. 

Debatan, practiquen la democracia, ejercítenla, hagan suya la Constitución de la República de Cuba, ella lo dice en su artículo 3 “la soberanía reside en el pueblo del cual dimana todo” 

Háganlo: Ustedes disfrutan como ciudadanos los mismos derechos que disfrutamos todos los cubanos; cuando se enferman son tratados en nuestros hospitales por los mismos médicos. Sus hijos estudian en las mismas escuelas y acceden a las mismas universidades de los que tomaban helado el día en que trataron de subvertir el orden y cual bufones se dedicaron a repartir nauseabunda música, carente de letras decentes y plenas de chabacanería. 

Sigan sirviendo a los mismos amos que en este momento están asesinando a niños inocentes con armas químicas y después traten de ver si pueden conciliar el sueño.

 (1)  Este concepto está argumentado y reconocido por la Organización de Naciones Unidas ONU y Comisión Económica para América Latina CEPAL.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Seamos el cambio

Con la tecnología de Blogger.
 

Buscar en:

Entradas populares

Se ha producido un error en este gadget.