Buscar en este blog

Visita de Yoani a México: Un mito mediático que se deshace. (I y II Parte)

sábado, 20 de abril de 2013
Un mito mediático que se deshace. (I Parte)
Por Nyls Gustavo Ponce Seoane*

En los círculos revolucionarios cubanos con frecuencia se comenta con molestia y descontento la incompleta información u oportuna reacción de nuestros medios oficiales en asumir un papel más activo en el debate ideológico o tratamiento a las posiciones identificadas, incorrectamente por su significado, como de “disidencia”. Desde luego que para ello se hace necesario también dar a conocer las posiciones acerca de los temas de los cuales disienten nuestros contrarios, cuestión esta sea una de las posibles causas de tal rechazo y casi inútil en la actualidad por la inevitable penetración de las TIC. Sin embargo, aunque parezca contradictorio, esa información contraria bien que puede servir para el fortalecimiento de nuestros puntos de vista ya que “los disidentes” con sus enfoques reflejan “el estado del arte” del pensamiento opositor dándonos los elementos necesarios para, con argumentos sólidos y verídicos, rebatirlos, lo que permite convencer y atraer hacia nuestros puntos de vista a los que tratan de engañar y confundir con sus patrañas, amén de aumentar nuestra cultura política. Verdad de Perogrullo esta que no se acaba de materializar en la práctica social y que, aunque manejada por algunos círculos oficiales, afecta a la mayoría de la población. No obstante debemos seguir insistiendo en su socialización, pues se trata de la verdadera batalla de ideas que debe convertirse, al igual que la de la defensa, en batalla o lucha de todo el pueblo a que llamara Fidel.

 En un análisis de dos ejemplos expondré lo que trato de explicar. En ellos destaco aquéllos aspectos de actualidad vinculados a las campañas contra nuestro país. Se trata del artículo publicado por María Werlau en el boletín digital “Café Fuerte” titulado “Yoani Sánchez, palabra y entereza” (1) y otro de la propia “célebre” bloguera denominado “Picante, picante”, sobre su estancia en México.

 Por el escrito aparecido en “Café Fuerte” se puede deducir que hasta lo más reacio de la emigración cubana se comienza a dar cuenta que la bloguera creada por los fondos ($) de “la transición a la democracias en Cuba”, destinados por el gobierno de los EE.UU. a derrocar al gobierno cubano no está preparada y que “no tiene” para acometer la labor que desearía. Así, desde el mismo primer párrafo se comienza a manifestar “el cálculo” (¡¿?!), que hizo el gobierno cubano al dejarla salir, a partir de la nueva ley migratoria aprobada en Cuba. Tal parece que suponen que se aprobó una ley para todos los ciudadanos de este país solo para conceder la salida a la Sánchez. Ridícula suposición. Antes acusaban internacionalmente al gobierno cubano de atentado a los derechos humanos por no dejarla salir y ahora le reprochan porque la dejaron salir Es el clásico “palo porque boga y palo por que no boga” o el ”cómo quiera que te pongas tienes que llorar” de la fraseología popular cubana. Simplemente lo que habrían deseado es que no la hubiesen dejado salir porque eso se avenía bien a su campaña sobre la violación y limitación de derechos humanos en Cuba.

 Se debe reconocer, lamentablemente, que le hicimos durante un tiempo el juego a nuestros verdaderos enemigos en el ejemplo de esta artificial bloguera. Sí es verdad que errare humanum est, como dejó establecido per sécula seculorum el filósofo romano Séneca el Joven, debemos sacar una lección de este caso, pues si errar es de humanos, por lo general los errores son y pueden ser muy costosos, más aún ante semejante enemigo que contradictoriamente nos desprecia pero que al mismo tiempo nos quiere engullir. No es para obviar y mucho menos olvidar…

 Así tenemos -continúa la autora del artículo de marras- que “fueron los burdos actos de repudio orquestados por Cuba y falsas informaciones sobre sus posiciones las que empañaron sus intervenciones en Brasil". Simplemente, como dice el dicho, “el delincuente piensa o cree que todos los demás son delincuentes igual que el” y que piensan y actúan igualito a él y no conciben que haya personas que se solidaricen con Cuba y la apoyen por ser de izquierda, antiimperialista y el ejemplo de resistencia de todo tipo que ha brindado. Lo mismo  -agrego yo porque la autora, claro está, no lo menciona-, le pasó en Argentina donde el amigo Eladio Gonzales, Toto, Director del Museo Che Guevara de Buenos Aires, le preparó un paquete de 40 preguntas que dudo haya tenido la inteligencia, valentía y entereza para enfrentarlas y menos aún, responderlas. Dice el artículo además, que es el raulismo, la seguridad cubana y hasta el propio exilio los que harán que se desprestigie y la “ahorcarán” porque, pobrecita, no son sus propias insuficiencias las que la autoeliminarán, sino todos los factores externos y ajenos a ella los que se encargarán de eliminarla.

 Pasa a hablar después de su “ambiciosa gira mundial”, para la cual no estaba preparada, y lo hace “con la asistencia y buena voluntad de sus seguidores” que son muy buenos, dando a entender así (y de hecho lo hacen) que la están ayudando materialmente, tema este que se suma los hechos objetivos de premios ($) recibidos o que está recibiendo con esta visita, que es Vicepresidenta Regional para El Caribe y Cuba de la Sociedad Interamericana de dueños Prensa (SIP), por lo cual recibe un “modesto” salario y de que es corresponsal en Cuba del periódico español El País, por lo que recibe también otro “pequeño” salario. Todos ellos juntos dan unos cuantos miles de euros o dólares que hacen, sí una mínima parte de los 20 millones de dólares que dan los estadounidenses para la transición a la democracia en Cuba, para ella, viviendo en Cuba, son más que suficientes.

 Pero eso no es lo más importante, según el artículo, sino que la “gira multipaís de largas semanas que requiere enorme energía mental, emocional y física” y que en fin, no tiene “un equipo de apoyo profesional” y en general se está desenvolviendo en un ámbito internacional variado al cual no está acostumbrada y del cual no domina ni sabe nada, no tiene ninguna experiencia y las limitaciones existentes en Cuba la han limitado. En realidad, esto es una verdadera falacia, pues la historia ha demostrado con múltiples ejemplos que ninguna limitación ni ninguna prohibición subdesarrolla o limita a quien lucha por una causa justa; es más bien todo lo contrario, porque la lucha honrada lo que hace es fortalecer y desarrollar a las personas que batallan por verdaderos ideales. Simplemente señores, el “bombo y platillo” recibidos la han embriagado, acomodado y para ella todo ha sido como dice el pueblo cubano “ ja,ja la jardinera”, color de rosa, pues ni presa ha estado y no le han aplicado la ley que aplicaron a los 75 de la llamada Primavera Negra, los cuales ninguno es una “celebrity” ni casi conocido en el mundo como ella y al menos estuvieron presos unos años por violar una ley cubana la cual, a ella, no le ha sido aplicada, a pesar de haberla violado abiertamente. ¿No habrá sido otro cálculo del gobierno de Raúl Castro? ¿No sería interesante preguntarle a la autora de este artículo por qué? Sin embargo, tenemos ahora la esperanza de que a su regreso no se le permita violar la nueva ley tributaria, que al igual que la nueva ley migratoria, ha sido proclamada para todos los ciudadanos de este país, y que contribuya al fisco cubano según los ingresos recibidos y que calculo que por todos los emolumentos que recibe sea del 50%. Será al menos una contribución, de obligatorio cumplimiento, a la economía del país. En definitiva, como ella ha manifestado estar contra el bloqueo, tiene ahora la oportunidad de demostrar, de forma práctica, de que lo está, con esta contribución de los que les pagan y le hacen aportes monetarios. Está por ver si a ellos les agradará.

 Posteriormente, María Werlau declara muy sutilmente que Yoani no conoce el trabajo periodístico ni cómo se manejan las cosas en él. Y eso que es una “estrella” a la que le han otorgado los mejores premios internacionales como mejor periodista. Entonces, si es que está en un medio que desconoce, ¿por qué se los dieron?, cabe preguntarse.

 Y otra vez los siniestros “agentes” de la seguridad cubana que “tras bambalinas” actúan y hacen para que fracase y que ella no pueda con eso. Esos agentes, cual dioses o magos, se encuentran en todas partes, hasta en la mismísima Casa Blanca yanki donde fue recibida. ¡Qué poderosos son!

 Acto seguido la articulista pasa a “argumentar” que también es una trampa que se le tiende al “exilio” (¿qué exilio, cuál exilio, cuando ahora hasta ellos mismos lo están negando porque los cubanos vienen a Cuba cada vez que lo necesitan o deseen?), para que la nieguen y la sacrifiquen, por lo “buena” y simple que es.

 Y por último, qué buena es, decidida, valiente, inteligente, mesurada, con derecho a opinar y decir lo que piensa. Simplemente es un dechado de virtudes. Y además y lo que es más importante: cuenta y denuncia la realidad cubana. Bueno ese cuento es pa’ fuera, porque aquí a los cubanos (como dijo mi amiga, la ingeniera geofísica Valia Suárez en cierta ocasión determinada desagradable para ella) “qué cuento nos van a hacer si nuestra realidad la estamos viviendo todos los días, estamos lidiando con ella y nos mantenemos firmes, apoyándola y sosteniéndola”. Y qué le va a decir, agrego yo, a un pueblo que dice, habla, se manifiesta y opina libremente en nuestras calles, guaguas, centros de trabajo, a través de la prensa, en sus casas y en cualquier lugar donde haya más de una persona. Y es interesante al final del artículo cómo la autora, violando el principio cristiano de “Dad al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios”, se encomienda a Dios para que la salve y la ayude en los asuntos del César, con los cuales, como quedó demostrado por ella misma, ya Yoani dentro del llamado “exilio” no tiene salvación. En su momento se publicó un excelente artículo donde se demostraba que los medios imperiales occidentales habían fabricado una bloguera. La habían hecho una “celebrity”. Ahora podemos decir que es el principio del fin de un mito mediático creado por los medios capitalistas occidentales.
 
Un mito mediático que se deshace. Simplista, simplista… (II Parte)

 Decía María Warlau en su artículo, escrito en Café Fuerte, en el cual caracterizó a Yoani Sánchez a su manera, que “su postura sobre el embargo suena simplista”.
 Al leer la breve reseña de Yoani sobre su estancia en México pude confirmar y comprender que el simplismo de Yoani se puede generalizar a todo lo que ve, oye, toca y siente. Su postura concerniente a México fue más que simplista. Veamos.

 Mi primera impresión al leerlo fue que le dio prioridad y se interesó más en la gastronomía mexicana que a otra cosa del país amigo. Desde el mismísimo primer párrafo define a México “cómo el picante en la lengua” y “el tequila en la garganta”.

 A continuación le dieron “a probar una golosina y era intensamente dulce, con azúcar espolvoreada; pero después mordí un tamal y la “patada” del chili en mi paladar” le “hizo soltar unas lágrimas”; y cierra su artículo con el círculo vicioso culinario como leiv motiv , como posteriormente veremos. pues no es homogénea en su escritura y el mismo tema lo dispersa y fragmenta en diferentes partes. Solo que, quizás, por esa afición o adicción a todo lo que prueba con su lengua y paladar fue lo que hizo que le costara trabajo subirse al avión a la hora de irse “porque unos deseos intensos me halaban para quedarme explorando una realidad subyugante y compleja” como lo es la realidad de la subyugante, y variada alimentación mexicana, pues le faltó hablar de otros muy peculiares y complicados platos aztecas.

 Pero en honor a la verdad, ella percibe y refleja otros aspectos de la vida del hermano país. Vio los modernos edificios y los embotellamientos en el DF, desde luego, el cual observó desde el aire antes de aterrizar definiéndolo biológicamente, en ese momento, como un “gran hormiguero”. Si bien no lo dice, Yoani no se pudo aguantar, y, aunque lo niegue y reniegue, salió a “pacotillear” habiéndose “perdido en el entramado de timbiriches y kioscos del centro de la ciudad”. No se debe criticar porque eso forma parte del turismo y ella, se respira y se siente por la forma en que narra, está realizando una gira turística farandulera que le han dado un carácter político y, por lo tanto, hace lo que hace un turista normal: comprar regalitos y… probar la comida criolla lugareña. Así debe haber sido en todos los países que ha visitado. Sólo que no le ha costado nada porque son otros los que ha pagado, especialmente el contribuyente norteamericano.

 Ella, como decimos nosotros los cubanos, “se cree cosas”. Así, se cree periodista profesional. Estuvo “visitando varias redacciones de periódicos, emisoras de radio y –sobre todo - hablando con muchos, muchos colegas periodistas. He querido saber de primera mano las satisfacciones y los riesgos de ejercer la profesión de informador en esta sociedad”. Interesante el caso. Y continúa con los periodistas mexicanos que son “Gente que se juega la vida -especialmente al norte del país- por reportar, gente que cree al igual que yo en la necesidad de una prensa libre, responsable y apegada a la realidad.” ¿Qué pensar? Los compara con ella misma, con “mímisma” ¿Y qué habrán pensado los periodistas mexicanos? Espero que al menos no piense que se está jugando la vida como ellos, incluso por desear que en Cuba se desplieguen Internet y las redes sociales con el solo objetivo de que haya una “primavera árabe”. Estoy seguro que a esta mujer nunca le ha silbado, ni jugando, una bala por sobre su cabecita. Todos ahora constatan que está “vivita y coleando”, gozando de buena salud y disfrutando de una gira turística. Además, lo que denota Yoani con esto es un desconocimiento supino de la sicología e idiosincrasia de la gente cubana, pues ni con Internet, Twitter, Facebook, TV por cable o antena, ni haya lo que haya de las TIC, no habrá aquí lo que ella desea, porque el cubano tiene otras formas y maneras de manifestar y canalizar sus descontentos e inquietudes políticas. Así ha sido desde la misma época de la colonia. Que lea, por favor, a Jorge Mañach y a Guillermo Rodríguez Rivera y verá que en ese aspecto no tenemos nada común con los árabes. Le va a ser más útil leerlos a ellos que a “Los detectives salvajes” que dice leyó.

 Desde luego, estuvo muy poco tiempo en México “lindo y querido” para conocer la rica diversidad y complejidad de aquel país, que es ostensible no solo en sus comidas, sino en su medio físico, económico, político y sociocultural, con sus más de cien distintas comunidades indígenas que aún conservan hasta sus propias lenguas, en su emigración hacia los vecinos gringos y las consecuencias sociales que este fenómeno ha traído dentro del propio México, más lo que le ha acarreado el TLC con el vecino del Norte, que los está conduciendo a una transculturación afectando, incluso, el tradicional y festivo, con sus cohetes, voladores, panes y golosinas alegóricas, típico de México, Día del Muerto que se comienza a identificar con el Halloween yanki , sus brujas y calabazas, en vez de las calaveras mexicanas; y que además, debido a la introducción del maíz transgénico, está afectando lo que más le ha llamado la atención a Yoani, a la mismísima gastronomía mexicana que tiene como base la cultura del maíz desde tiempos inmemoriales. México, señores, no es esa simpleza que se nos presenta en el artículo de Yoani. México es grande, grande en sus contradicciones que se reflejan en sus contrastes extremos que van, desde la opulencia de unos pocos, hasta la miseria, la exclusión y el desamparo de amplios sectores de la población, condicionado todo esto por una distribución muy desigual de su PIB; son sus grandes luminarias del DF, pero también sus veladoras de sus poblados y pueblos que recuerdan la tristeza y la pobreza; son las grandes haciendas, pero también es la pobreza rural… Y ya que se atrevió a hablar de comestibles mexicanos no menciona y no dice nada en su artículo, de lo más popular y grande en extenso de su alimentación: las tortillas, tacos y frijolitos; así como calla y no habla de las imprecaciones que le hicieron los simpatizantes de Cuba que allí también le salieron al paso para desenmascararla, al igual que en Brasil y Argentina, cuando hablaba en un salón del Senado mexicano.

 Por último, concluye el artículo Yoani como cerrando un ciclo: de la misma forma que lo comenzó, haciendo prevalecer sus papilas gustativas por lo que lo transcribo íntegramente: (2)

 “Un amigo me preguntó antes de irme ¿Cómo sientes a México? No lo pensé mucho: picante –le respondí- como el picante que provoca una sacudida en todo el cuerpo y saca las lágrimas de placer tormento. ¿Y Cuba? -insistió- ¿Cómo la sientes?… Cuba, Cuba es agridulce…”

 Y yo, al leer esta simplista sandez, inmediatamente recordé la frase que nos legó El Apóstol para todos los tiempos: “Nuestro vino, de plátano, es agrio pero es nuestro vino”. ¡Y QUE VIVA MÉXICO!

 La Habana, 15 de abril de 2013
 
Tomado de Rebelión

I Parte http://www.rebelion.org/noticia.php?id=166904
II Parte http://www.rebelion.org/noticia.php?id=166969&titular=simplista-simplista%85-

(1)   Yoani Sánchez, palabra y entereza / María Werlau. Café fuerte. EE.UU.  Revisado 18 de abril 2013 http://cafefuerte.com/cuba/noticias-de-cuba/sociedad/2683-yoani-sanchez-palabra-y-entereza

(2)  Picante, picante / Yoani Sánchez.  Generación Y  
Revisado 19 de abril www.desdecuba.com/generaciony/?p=7

* Geólogo cubano, miembro del Instituto de Geología y Paleontología. Premio “Jorge Broderman Vignier" 2010

Imágen agregada RCBáez sobre caricatura de Latuff

0 comentarios:

Publicar un comentario

Seamos el cambio

Con la tecnología de Blogger.
 

Buscar en:

Entradas populares

Se ha producido un error en este gadget.