Buscar en este blog

El poder de la ignorancia

miércoles, 27 de agosto de 2014
Por Lautaro Fucik*

Vivimos en una sociedad, en un mundo, marcados por los poderes de todo tipo, a saber, entre otros, el poder económico, particularmente abusivo cuando de grupos se trata; el llamado poder espiritual de las diversas creencias religiosas; el poder político, generalmente mal aplicado; el poder de la justicia... generalmente bizco; el poder militar, habitualmente agresor, en fin... otros poderes.

También existen el poder de la inteligencia, el conocimiento, de la cultura y de la propia naturaleza.

Los países que generan algún tipo de conocimiento útil a la humanidad, se transforman en potencias, y ejercen liderazgos, lamentablemente hacen que otros sean dependientes de ellos. Esas naciones logran sitiales de poder, son dominantes, porque han adoptado medidas y políticas estratégicas tendientes a producir, a generar conocimiento. Han hecho cuantiosas inversiones económicas destinadas a investigación científica. Altos indicadores del Producto Interno Bruto (PIB), son dirigidos al fin señalado.

Una de las inversiones y a la vez decisiones políticas estratégicas en toda sociedad son las que se refieren a la educación, porque eso significa invertir a futuro en capital humano, desde la primera enseñanza. Quien no lo haga se condena a un destino letal. Quien no genere "masa crítica" en gran escala, será un extraviado en el mundo de los implacables poderes, será un mendigo, un paria siempre dependiente.

Se ha empleado la expresión " desarrollo del subdesarrollo ", precisamente para señalar lo que sucede en materia de producción de conocimiento aplicado, y niveles de vida de la población de los países que alcanzan altos índices de progreso y bienestar, y quienes no logran esos mismos indicadores. Las distancias, los abismos, son considerables.
En un escenario tan desigual, la ignorancia, por decirlo de una manera, juega un rol en contra. Ella, el desconocimiento masivo, y  también de las élites responsables, es suicida. La ignorancia es pérdida, retroceso, dependencia, coloniaje, carencia de patrimonio y ausencia de soberanía.

La ignorancia de pueblo, de país, de nación, de Estado, de sociedad, representa, es, un poder inmensamente destructor.
Se dice que en los pueblos, en todos, gravita, fluye mucha sabiduría, es una verdad. Esa energía fértil debe tener los grandes y justos cauces para el bien de todos.

La poderosa ignorancia es devastadora, impide el bien hacer, y, niega, anula, la posibilidad de ser...


*Director Centro de Estudios Conciencia Crítica
Chile, agosto 25 de 2014.
Enviado por su autor
Imagen agregada Escuela Cuba, década del 50 aprox.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Seamos el cambio

Con la tecnología de Blogger.
 

Buscar en:

Entradas populares

Se ha producido un error en este gadget.